Por Marcelo Chaijale. Con la Gloria contra las cuerdas en la Liga Nacional, el base da la receta para asumir el partido del sábado ante Olímpico.


Instituto quedó contra las cuerdas en La Banda. Perdió los dos partidos ante Olímpico, de visitante, y tiene que ganar este sábado en su estadio Ángel Sandrín para estirar la serie de playoffs y seguir con vida en la Liga Nacional.

“No tenemos mañana, estamos en una situación al límite”, confesó Gastón Whelan sobre el momento al límite de la institución de Alta Córdoba.

“Tenemos que transformar la presión que tenemos en ganar en energía positiva. Es un factor clave que debemos tener en cuenta”, indica el base cordobés a Día a Día mientras se repone de las dos “batallas” disputadas en Santiago del Estero.

“Qué la presión no nos juegue en contra, que sea energía positiva, que nos brinde un plus de intensidad”, añade.

Whelan se sumó a mitad de temporada a la Gloria, proveniente de Bahía Basket, donde jugó etapas decisivas, incluso a nivel internacional, y por eso insiste en el manejo de la presión: “No hay que desconcentrarse, no debemos tomar decisiones apresuradas. Tenemos que jugar balanceados y con la mayor tranquilidad”.

Instituto tuvo chances en los dos partidos jugados en La Banda de traerse una victoria para adueñarse del factor cancha, pero falló en ambos cierres. Perdió 76-78 en el primer partido, y 81-89 en el segundo, recibiendo 33 puntos en contra.

“La sensación es básicamente de bronca e impotencia por no ganar uno de los dos partidos. Nos quedamos con el sabor amargo porque tuvimos posibilidades en los dos juegos y no supimos aprovecharlo”, indicó Whelan.

“En las series de playoffs todo se define en detalles, en los mínimos detalles que te hacen perder un partido”, sostiene el base formado en la cantera de Hindú, que ayer pasó por el club de barrio General Paz, presidido por su padre, a celebrar el 90° aniversario.

–¿Qué deben corregir en el próximo partido?

–Las desatenciones defensivas. Tuvimos una buena tarea en la marca, pero hay que extenderla por más minutos. Debemos defender más y mejor en los minutos finales. Hay que jugar concentrados y con seguridad.

–En la previa de la serie el entrenador Ariel Rearte decía que había que controlar los ritmos… ¿Les costó?

–Olímpico juega posesiones muy rápidas, en cuatro o cinco segundos atacan el aro. Entonces nosotros tenemos que hacer bien el balance para evitar el contragolpe de ellos y obligarlos a jugar cinco contra cinco.

–¿Sintieron la ausencia de John DeGroat (no jugó por un estado febril) en el segundo partido?

–Si. Dependemos mucho que lo que pueda producir él y (Rodney) Green.

–¿Y en el primero jugó poco Green condicionado por las faltas?

–Pero eso es mérito de Olímpico que lo defendió y lo atacó bien para que se cargue de faltas. Esperemos estar completos mañana en una instancia tan importante como esta para que cada uno del equipo haga su parte y ayude para ganar y seguir adelante.

–Ahora es paso a paso…

–Si, seguro. No debemos pensar en llegar al quinto partido. Jugar mañana para ganar el tercero y formar el cuarto. Paso a paso, sin apurarnos.




Comentarios