Un goleador auténtico. Valoró lo que mostró Belgrano en el empate con San Martín, y el apoyo en el Gigante lleno. Y criticó el arbitraje.


“El sabor es agridulce. Contento por el gol, pero tengo que aportarle más al equipo. No encontré mi mejor versión en el partido”.

De un autocrítico Pablo Vegetti, autor del empate de Belgrano en los minutos finales, para el 1 a 1 frente a San Martín de San Juan, en el inicio de la Primera Nacional.

“Ellos se cerraron mucho atrás y me perdí entre los centrales. Con un juego opuesto al nuestro pasaron al frente y nos costó llegar al empate. San Martín es un equipo duro, que peleará el torneo hasta el final”, analizó el delantero ex Instituto.

“Si el árbitro daba los minutos de descuento que tenía que dar, lo ganábamos. La verdad, lo de los árbitros es una cosa de locos”, lamentó Vegetti.

Y se centró en el penal que no sancionó Pablo Dóvalo en el primer tiempo. “Dijo que no era mano, y fue un claro penal. Es difícil jugar así, pero el equipo mostró juego y actitud para sobreponerse”, destacó.

También puso en un recuadro el apoyo del público, que colmó el estadio. “Lo de la gente fue increíble. Vamos a ganar muchos partidos en Alberdi”.





Comentarios