Con pantalla gigante, viven la finalísima de Liga Nacional ante el campeón San Lorenzo en Boedo.


Cada vez que fue local, Instituto colmó el Ángel Sandrín, su fortaleza en esta Liga Nacional.

Y en la finalísima contra San Lorenzo, el séptimo y decisivo partido, el aguante fue con pantalla gigante en Alta Córdoba, palpitando lo que ocurría en Boedo.

Los hinchas de Instituto, con amor y apoyo incondicional por el equipo de Facundo Muller.






Comentarios