La trabajadora contó en Noticiero Doce lo que le tocó vivir y cómo fueron esos momentos dramáticos en donde logró zafar del asaltante.


Se llama Yasmín y es una de las tantas trabajadoras del volante que durante la madrugada de Córdoba buscan ganarse el peso para llevar a su casa.

Luchando con los peligros y la inseguridad muchas como ella le ponen el cuerpo al trabajo sin importar lo que puede pasar a la vuelta de la esquina.

A ella le tocó vivir este viernes por la madrugada una dramática situación en medio de un asalto ocurrido en barrio Sarmiento de la ciudad de Córdoba.

En diálogo con Noticiero Doce, la trabajadora contó cómo fue que ella terminó apuñalando al ladrón que la estaba asaltando.

“Volviendo por avenida Sabattini me hace señas un hombre alto, con una campera como de policía, no lo vi raro. Cuando él sube me habla del frío y me dice ‘decimelo a mi que voy a hacer un adicional trucho”, dijo a ese medio.

“Siento el ruido de la campera, miro por el espejo y lo veo al costado mío. Con la mano izquierda me puso el cuchillo en la garganta. Me dice ‘dame todo, el celular’ y me mete la mano entre medio de las piernas, adonde tenía la billetera”, contó la taxista.

“No sé qué ve en la guantera, aflojó el brazo para buscar y forcejeé con él. No sé cómo le saqué el cuchillo y lo termino lastimando. Fueron segundos, abrió la puerta, se fue y quedó el cuchillo ahí”.

Yasmín hizo la denuncia en la Policía, auxiliada por un compañero taxista.

Los efectivos montaron un operativo y aprovechando la señal del celular de la víctima dieron con el ladrón, que se había escondido herido en Villa Milagro. 

El sujeto está internado en el Hospital de Urgencias.




Comentarios