Ocurre en la ciudad de Esquel y un grupo de ayuda social organizó un evento para poder darles una mano.


La situación es realmente extrema, y en especial en la época invernal en donde las bajas temepraturas son extremas en la comarca andina. El hecho se conoció a través de Herminda Arancibia, del grupo Integración Social Esquel (IN.SO.ES.)

Esquel

Se trata de una mujer, de 40 años,que vive junto a su hijo, menor de edad. “Había empezado a construir la casita. Pero no pudo avanzar y sólo quedó levantado el baño, donde se instaló. Vive en el baño, donde apenas tiene lugar para una camita”, hizo saber Arancibia en el programa “El Observador” de FM Tiempo Esquel.

“Le es imposible costear los materiales para terminar la pequeña vivienda, ya que trabaja en casas de familia por hora. Tuvo un empleo pero por un accidente no pudo seguir”. A raíz de esto se organizó un te bingo para poder brindarles una mano, ante lo precario de la situación, sin luz ni gas. 






Comentarios