Así quedó reflejado en la autopsia. La víctima presentaba un traumatismo de cráneo con una fractura, con una lesión abierta del cráneo.


El asesinato de Susana del Carmen Villagra, que se produjo en la localidad de Las Tunas, perteneciente al departamento Santa Rosa, sigue conmocionando a toda la provincia y de acuerdo a la autopsia y al investigación que se llevan adelante, se van conociendo nuevos detalles de este femicidio.

El autor del crimen fue su pareja Custodio Quinteros, que la atacó con un palo que fue encontrado en el lugar de los hechos y con el que le pegó en reiteradas oportunidades en la cabeza, lo que le causó severas lesiones que posteriormente le provocaron la muerte cuando iba camino al hospital capitalino San Juan Bautista.

Luego de la salvaje golpiza que le propinó, el agresor se habría arrependtido y fue el quién le dio aviso a los vecinos, que llamaron a la policía. Posteriormente, tomó veneno e intentó colgarse, pero fue rescatado a tiempo y permanece internado, con custodia polical.

Los peritos que estuvieron en la casa, ratificaron que fue en la habitación dónde se dio la pelea y hay indicios que la víctima intentó defenderse. Si bien estaban separados, seguían conviviendo en la misma casa, dijeron los familiares de la mujer.

Por último, Hugo Pacheco, titular del servicio de emergencia del Hospital San Juan Bautista, habló sobre las lesiones de Villagra. “Ingresó en ambulancia ya fallecida. En la paciente había un traumatismo de cráneo con una fractura, con una lesión abierta del cráneo. Tenía los ojos hinchados de ambos lados y morados. Es la primera vez que me toca asistir a una persona agredida de esta manera”, culminó en delcaraciones a El Ancasti






Comentarios