Todavía no está definido el día de comienzo del proceso. La madre de la joven de 16 años, que habría sido su víctima, fue la que denunció el hecho.


Se confirmó la elevación a juicio de la causa en la el sacerdote Juan de Dios Gutiérrez es acusado por abuso sexual simple agravado por la guarda, en perjuicio de una adolescente de 16 años, informaron fuentes judiciales.

La decisión la tomó la jueza de garantías de la ciudad de Belén, Sabrina Rodas Tizón, en la causa que comenzó en octubre de 2015, contra el sacerdote luego de que la madre de una adolescente lo denunció penalmente por haber abusado sexualmente de su hija.

“Estamos muy contentos, anoche recibimos la notificación de parte del juzgado de garantías de Belén en donde nos confirman la elevación a juicio del caso, no hay más apelaciones posibles y la misma estará radicada en la Cámara de Sentencia de 3ra nominación”, dijo a Télam la abogada querellante, Silvia Barrientos.

En este sentido la letrada destacó que es la primera vez que se juzgara a un sacerdote acusado de abuso en la provincia ya que el martes pasado la Cámara de Apelaciones resolvió revocar la elevación a juicio del sacerdote Renato Rasguido, cura párroco de Andalgalá, también acusado por abuso sexual de un niño.

“En Catamarca va a ser la primera vez que se juzga a un sacerdote, al fin el derecho se desprendió de la religión, antes religión y derecho eran una sola cosa. Ahora el derecho va por sus carriles y la religión por otros, como tiene que ser”, aseguró Barrientos.

En relación a la posible fecha del juicio, la abogada explicó que no hay una fecha estimada pero que desde la querella instaran a que se realice lo más pronto posible.

“Si bien no hay fecha estimada para el juicio, dada las repercusiones sociales que ha tenido la causa y que tienen las causas donde se juzgan a sacerdotes por abuso, vamos a instar para que sea lo más pronto posible”, explicó.

Finalmente, Barrientos contó que la victima celebró el hecho de la causa sea elevada a juicio y que sigue siendo asistida psicológicamente. “La victima celebró lo que nosotros llamamos el triunfo de la verdad, porque su mamá nunca bajo los brazos, aunque ella sigue siendo asistida psicológicamente hasta el día de hoy”, concluyó la letrada.






Comentarios