Juegos y vidrrios  rotos, el techo se llueve, y falta de limpieza son los principales puntos que enuncian los progenitores que mandan sus hijos al jardín.


El inicio de semana fue algo agitado para un grupo de padres, que están realizando una protesta por las malas condiciones edilicias de la Escuela N° 243 de La Tablada. La medida de fuerza consta en el corte de la calle Florida.

Uno de los progenitores que se encuentran protestando, destacó las pésimas instalaciones del establecimiento. “Los chiquitos de jardín no tienen las condiciones que tienen que tener para empezar las clases. No tienen ordenanzas, los padres tienen que venir a limpiar la Escuela, no tienen juegos para jugar porque los pastizales están todos largos, el techo se llueve”, enumeró los inconvenientes.

Por otra oparte, una mujer agregó: “No hay luminaria en algunas salas y la escuela hace tiempo que no se pinta. Además, nos exigieron que vengamos y limpiemos porque no tienen ordenanza hasta noviembre. Los únicos juegos que tienen los niños son de caño, que están todos rotos. No tienen ni sonido. Hay vidrios que están rotos. Es una falta de respeto esto”, comentó.

Para finalizar, puso el foco la entrega de guardapolvos. “Hasta el día de la fecha no se han dado los guardapolvos que se iban a a dar. Están ahí, pero no sé porque razones no se dieron y las maestras lo único que dicen es nosotras no podemos hacer nada porque llama la atención la directora”, concluyó en diálogo con El Esquiú.






Comentarios