Juan Vergara, secretario general del gremio dijo que la salida a esto, es sentarse a dialogar entre las partes.


El comienzo de 2019 está siendo muy complicado para el transporte que afronta este año sabiendo que perdió el subsidio que le otorgaba el Gobierno Nacional. Sumado a la crisis económica por la que atraviesa el país, los empresarios catamarqueños del sector decidieron reducir la frecuencia desde este martes y suspenderán a parte del personal.

Según explicaron los mismos empresarios, esta medida durará “hasta que haya una actualización tarifaria real y de la determinación de los montos a pagar por subsidios en garantía de la continuidad del servicio público de transporte”, indicaron.

Juan Vergara, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se mostró sorprendido por esta situación. “El gremio no sabía realmente de estas medidas porque los empresarios no notificaron nada”, aseguró.

“Estamos preocupados porque se suponía que nosotros íbamos a iniciar un diálogo por esta situación pero ya sabíamos que iba a suceder esto ante la quita de subsidio del Gobierno nacional. Al tomar esa decisión los empresarios y no consultar con nosotros, es como que volvemos un poco para atrás porque habíamos quedado en entrar en diálogo para tratar de buscar una solución definitiva”, añadió.

Por último, el sindicalista pidió unidad de todas las partes para llegar a una solución. “El Gobierno provincial se puso al frente de esta problemática y está haciendo todo el esfuerzo para poder ayudar. Falta que todos tiremos para un mismo lado para buscar la solución definitiva”, culminó su diálogo con El Esquiú.






Comentarios