Desde Cambiemos se puso el foco en la poca designación de partidas para edificios del Estado como escuelas y hospitales.


El presupuesto 2019 de la provincia fue foco de un fuerte debate y pelea entre los dirigentes de la oposición y el oficialismo, durante la última sesión en la Cámara de Diputados. Finalmente, a pesar de las diferencias,  obtuvo la media sanción y fue aprobado.

La principal crítica que realizaron los opositores tuvo que ver con la reducción de dinero en algunas áreas que consideran fundamentales. Otro cosa que dio que hablar, fue que el Presupuesto sea deficitario cuando supuestamente la Provincia tiene superávit.

Ricardo Aredes, de la Comisión de Hacienda, defendió el presupuesto haciendo hincapié en lo social. Destacó que en cuánto a la Salud, se aumentó los recursos para hospitales y postas sanitarias, mientras que Educación se hará un gran esfuerzo para mantener el boleto estudiantil gratuito. En tanto que permanecerá la tarifa social y pondrán dinero para que el precio del boleto no se dispare, en lo que hace a Servicios Públicos. 

El presidente del bloque “Cambiando Juntos”, Humberto Valdez, fue de los más duros y expresó: “Además de la escuela de Chumbicha no hay más. No hay fondos fijos para el mantenimiento del Hospital San Juan Bautista, que se está cayendo”, afirmó y pidió que se haga algo por el Estadio Bicentenario.

Macarena Herrera, diputada que responde al senador nacional Dalmacio Mera, hizo foco en las prioridades que parece tener el Estado, remnarcando que se dispondrán más de $30 millones de pesos para una red de fibra óptica y menos del 1% está destinado al Ministerio de Producción. “Parece que el Gobierno no tiene en claro lo que es lo importante de lo urgente”, culminó, según lo reflejado por El Ancasti.






Comentarios