El Tribunal tomó esa determinación, ya que consideró que el imputado tiene el beneficio de la duda. El juicio se desarrolló en la Cámara Penal Nº 1.


Momentos de tensión se vivieron en la Cámara Penal N° 1, dónde el Tribunal comunicó su decisión respecto al caso de Marcelino Pachado, el hombre que fue asesinado el 7 de febrero del año pasado. El único imputado era Alfredo Soto, que fue absuelto por el beneficio de la duda.

Esto despertó la indignación de los familiares de la víctima y del fiscal, que había solicitado una pena de 10 años de prisión para el acusado. Los jueces Carlos Alberto Roselló, Fernando Esteban y Carlos Moreno decidieron pasar a un cuarto intermedio el debate para mañana donde se podría conocer la sentencia. 

“Tenemos testigos, tenemos todo para que (Soto) sea detenido y se siga investigando. La Justicia para el pobre nunca existió. Se nos cagan de risa en la cara”, manifestaron con tristeza y bronca. 

En las próximas horas, Soto podría recuperar su libertad, luego de que se realice el control sanitario en el Servicio Penitenciario de Miraflores (Capayán), informó El Esquiú.






Comentarios