Tras la operación de la semana pasada en Boston (EE.UU) y un chequeo del cardiólogo Diego Porras en las últimas horas, le comunicaron a la familia del pequeño catamarqueño que no habría necesidad de volver a operar en los próximos 10 años.


Alentadores noticias recibieron Fermin López Arreguez y sus padres este miércoles. Es que hoy, el doctor el cardiólogo Diego Porras les comunicó que manteniendo los buenos hábitos, controles y sumado, además, al trabajo que realizaron en la intervención quirúrgica de hace una semana, el pequeño de 4 años no debería tener “mayores problemas ni intervenciones por 10 años en adelante”.

Así lo confirmó hace minutos, Natalia Arreguez, madre de Fermín, a través de las redes sociales. Asimismo, explicó que deberá seguir un control cada 6 meses en Argentina y una vez al año en Boston, Estados Unidos, con su equipo de seguimiento.

En la parte final del mensaje, la mujer dijo que “los milagros existen”, a la vez que resaltó también a “las personas que saben lo que tienen que hacer y que constantemente están investigando y estudiando para mejorar la calidad de vida de pacientes como Fermín con Cardiopatías Congénitas Complejas”, y agradeció a todos “por pensar y mantener a Fermín en tantas oraciones”.




Comentarios