A la vuelta de su paseo por las icónicas cataratas, solicitó al hotel donde se hospedaba algo un tanto peculiar.


Susana Giménez pudo cumplir uno de sus más grandes anhelos, al visitar en compañía de su hija Mercedes las imponentes Cataratas del Iguazú, ubicadas en la localidad homónima en Misiones que constituyen una de las siete maravillas naturales del mundo.

El viaje y la estadía resultaron gratificantes para ambas, que fueron recibidas como huéspedes de honor por parte de un lujoso hotel local. Además, pudieron gozar de distintas excursiones, como la Garganta del Diablo.

Susana Giménez de visita de compras en el Duty Free de Iguazú, acompañada por dos directivos del mismo. Salió encantada. (Facebook de González Piró.)

Desde el programa ”Instrusos” indagaron sobre todo lo relacionado a su visita a la región del litoral, destacando un curioso detalle con respecto a un pedido hot que la diva habría hecho al lugar que las acogió.

Luego de su paseo por el Duty Free, volvió tan cargada que acabó con contracturas, las cuales le supusieron un gran dolor. Para poder calmarlo, a su vuelta, solicitó a los empleados del complejo hotelero un masajista hombre, joven y brasilero.

Si bien tuvieron inconvenientes para cumplir con su ”necesidad”, lograron satisfacer finalmente a la conductora icónica de la televisión argentina.





Comentarios