La alerta por fuertes tormentas se hizo realidad, así como lo advirtió el Servicio Meteorológico Nacional, el temporal afectó la zona centro y norte del Valle de Punilla, principalmente a localidades como Villa Giardino y Huerta Grande.

La policía tuvo que cerrar la Ruta 38 por precaución a raíz del temporal, a raíz de esto viviendas fueron dañadas, autos que fueron llevados por el agua, además de familias evacuadas.

Omar Ferreyra, intendente de Villa Giardino, dijo a La Voz del Interior: “Sí, nos ha destrozado la localidad, las calles, las cuadras del centro, el agua se ha llevado autos estacionados en la calzada, un desastre”. “También en Huerta Grande y La Falda, hay cuatro evacuados y nos falta controlar toda la localidad, pedimos a los turistas que tomen los recaudos para ingresar porque están complicados los accesos”, indicó el mandatario.

Según Omar Ferreyra, cayeron unos 100 milímetros en menos de 70 minutos. “La situación está muy complicada, ha llovido 100 milímetros en dos horas y tenemos agua de bote a bote en la ciudad. Tenemos cuatro evacuados en el Cine Teatro y la gente de desarrollo social está tratando de llegar a los barrios”, añadió. El temporal “ha destruido las calles de tierra y tenemos gran cantidad de derrame de áridos y la situación es complicada”.

Por otra parte, en Huerta Grande, su intendente Matías Montoto confirmó que un arroyo destruyó dos viviendas. “Se ha llevado dos casas que estaban cerca del arroyo. Estamos evacuando a las personas y las vamos a alojar en un hotel para ver cómo se soluciona el tema. No hay ninguna comunicación con los funcionarios del Gobierno nacional que vienen sólo a sacarse fotos”, explicó.

El complejo turístico Siete Cascadas, en La Falda, también se vio gravemente afectado. Fernando Campana, responsable del complejo, dijo al medio: “Bastante jodido el tema, las piletas están llenas de barro, nos han roto los negocios, veo las heladeras flotando en el complejo, 4 o 5 metros de agua, hemos tratado de cortar la electricidad. El agua me volteó postes”.