Un niño de diez años perdió la vida este miércoles en Capilla del Monte, en manos de su propio padre, quien lo apuñaló logrando herirlo de manera letal. La misma suerte hubiese corrido su hermanita de seis años, quien fue derivada de urgencia al Hospital Pediátrico de la ciudad de Córdoba, tras la gravedad de las lesiones provocadas por la misma arma blanca que mató a su hermano.

La brutal y fatal agresión ocurrió este miércoles alrededor de las 17 horas en una vivienda ubicada en barrio La Toma de dicha localidad punillense. Y ambos niños fueron asistidos por vecinos quienes también se ocuparon de dar aviso a la Policía.

El niño falleció tras arribar al centro asistencial, mientras que la pequeña fue derivada de urgencia al Hospital Pediátrico en la ciudad de Córdoba, que tras una inmediata intervención quirúrgica, los profesionales lograron drenar una contusión pulmonar que complicaba su estado de salud, y en estos momentos, permanece "estable".

"Gracias a Dios está estable. Pasó la noche con un trabajo increíble de todo el equipo de salud. Han trabajado de forma incansable y se le hizo una tomografía. Se la intervino en quirófano, se la estabilizó y se le pasó sangre. Sigue critica de todas formas", dijo a Cadena 3 Cecilia Angulo, directora del Hospital Pediátrico.

Según agregó, el cuadro más grave es el de la herida en el hemitórax ya que le produjo una perforación en los pulmones.

Cabe aclarar que el agresor y progenitor de ambos niños, fue detenido portando el arma blanca con la que habría matado a su propio hijo y herido de gravedad a su hija. Y fue imputado de "homicidio doblemente calificado" y "homicidio doblemente calificado en grado de tentativa", quedando a disposición de la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Cosquín.

Foto de portada: Cadena 3.