Estibadores y guincheros del Puerto Caleta Paula determinaron cortar varias rutas de acceso a Caleta Olivia en reclamo de respuestas a las peticiones sobre la posibilidad que barcos puedan atracar para generar condiciones laborales para el sector.

La semana pasada ya se habían manifestado cortando el acceso norte a la ciudad.

“La temporada de Langostino se lleva la mayoría de los buques, y no quedan barcos para pescar merluza. Es una situación que perjudica a los trabajadores del puerto de Caleta Paula y de Comodoro. Hay más de 150 barcos con langostinos que se van a Puerto Madryn. Nosotros queremos que entren unos 6 para nuestro puerto. No queremos subsidios, queremos trabajar”, dijo Walter Uribe, estibador que se encuentra en el corte sobre ruta 12.

Puerto Caleta Paula, Caleta Olivia.

El tránsito se encontraba interrumpido por trabajadores de la estiba y guincheros, que piden el ingreso de barcos y buques para poder trabajar. Les habían entregado un subsidio y prometido reuniones con el Ejecutivo provincial pero no se concretó, ya que solo atendieron a los portuarios de la ciudad de Puerto Deseado.

Habían ampliado los cortes a los caminos alternativos a Cañadón Seco; la ruta provincial 99 y el acceso sur a la ciudad, por la ruta 3.

Pasadas las 13 horas, los manifestantes decidieron liberar la ruta y más tarde se volverían a reunir para decidir otras medidas a tomar.

Vale decir que Santiago Videla, referente del gremio de la estiba viajó el lunes a Rio Gallegos, con la intención de dialogar con la gobernadora Alicia Kirchner, y no sucedió.

“Llegamos pero atendieron a la gente de Puerto Deseado, nos dejó esperando a los trabajadores de Puerto Punta Quilla y Puerto Caleta Paula”, dijo Videla.

En este sentido, sí fueron recibidos por los ministros de Producción, de Trabajo y de Desarrollo. Al ser consultado sobre lo hablado, dijo que “no nos dieron ninguna respuesta. Ellos de barcos no quieren hablar, y no los van a traer a nuestro puerto”.

Ante estas medidas tomadas por el Gobierno, Videla dijo que la falta de barcos en el puerto local se deben a los costos. “El costo de combustible, las horas de pesca que pierden y la perdida que sufren marineros y los capitanes de los barcos”, y agregó que “son excusas porque ellos (los empresarios) no pierden, dejan de ganar un poco más pero ellos nunca van a perder y ponen esas excusas”, insistió.

Los trabajadores portuarios piden que entren por semana entre 4 y 6 barcos. Actualmente está entrando uno.

No quieren bolsones de alimento ni subsisidios de 20 mil pesos. “¿Porqué no le ofrece eso a los empresarios?, cuestionó, “pienso que deberían tratar a los empresarios como nos tratan a nosotros”.

“Queremos trabajo”, aseveró Videla.

Luego de liberar la ruta este mediodía, los trabajadores volverían a reunirse más tarde para decidir si continuarán tomando otras medidas de fuerza.

Vale destacar que desde el área de pesca de la provincia se les indicó que en los próximos 17 días entrarían barcos que trabajarían todo el año pero al respecto, Videla dijo que “queremos algo inmediato, la necesidad es urgente, la venimos padeciendo hace más de dos meses”.