Sucedió en Ingeniero Maschwitz. La pequeña estaba en un consultorio debido a su hipoacusia, cuando los perros irrumpieron en la sesión.


Una nena hipoacúsica de cuatro años resultó gravemente herida por las mordeduras de dos perros Rottweiler en Ingeniero Maschwitz, Escobar. La menos se encontraba en una sesión con su fonoaudióloga, siendo la cuarta vez que concurría, hasta que las mascotas de la mujer entraron en la sala y comenzaron a atacar a la paciente.

“No me voy a olvidar nunca la imagen de mi hija”, explicó el padre de la pequeña, a quien había dejado diez minutos atrás a cargo de la profesional. “Estaba lastimada por todos lados. No había un solo lugar donde no tuviera mordeduras”, agregó. En efecto, tuvo heridas en su cabeza, piernas, brazos, tórax y manos.

Sobre las lesiones de su hija, expresó que “una mordida fue en el cráneo, pero el colmillo no llegó al cerebro”, mientras que su pierna derecha “estuvo muy comprometida”.

En cuanto a lo ocurrido, aun no está claro como fue que los caninos pudieron meterse en la sala. “Lo que realmente pasó, sólo lo saben mi hija y la fonoaudióloga”, expresó el hombre. Cabe destacar que la niña estuvo en todo momento consciente, y que ahora se encuentra estable.






Comentarios