Aclaró que tiene un equipo con buena fe, pero no infalible. Y le envió un mensaje conciliador a los gremios docentes.


La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a pedirles “disculpas” a los docentes por si su gestión ha cometido errores en los últimos tres años y aclaró que tiene un equipo de trabajo “con buen fe, pero no infalible”.

Vidal aseguró que el acuerdo salarial alcanzado con el Frente Gremial Docente Bonaerense tiene que empezar a dejar atrás los conflictos con los gremios porque “el diálogo es el camino, no la confrontación”, y aclaró que en eso va a persistir su gobierno.

A los docentes les digo que sé el esfuerzo que hacen. Que preparan las clases en sus casas. A lo largo de mi gestión escuché a muchos docentes en mis recorridas, en silencio”, dijo la gobernadora.

En ese sentido, la mandataria provincial afirmó: “Si siente que cometimos errores les queremos pedir perdón, somos un equipo con buena fe, pero no somos infalibles”.

La gobernadora destacó que no sólo ahora los salarios no van a perder contra la inflación sino que hay otras medidas de gobierno para mejorar la calidad de vida de los docentes y su profesión, como la capacitación que permitió que 250 mil maestros se volvieron a capacitar en los últimos tres años.

Vidal también condenó el vandalismo que ha demandado un gasto de más de 210 millones de pesos en 2018 para reparar las escuelas estropeadas voluntariamente. “Recibimos 12.000 edificios escolares que no estaban en condiciones y vamos a seguir haciendo obras”, aseguró.

“Lo público no es de otro, es de todos. Tenemos que sancionar a los que no lo cuidan. Y pido a la Legislatura que trate el proyecto para sancionar a quienes atacan con violencia a los docentes”, instó la gobernadora.

También les habló a las familias de los alumnos bonaerenses al asegurarles que los chicos este año completarán el calendario de 180 días de clases y aclaró que los días perdidos en el arranque del año por paros de los maestros van a ser “recuperados”.





Comentarios