El hecho ocurrió en el barrio porteño de Flores. Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.


Dominga, una perra labradora de color negro, murió adentro de un auto como consecuencia del calor y la falta de oxígeno.

El hecho ocurrió en el barrio porteño de Flores. Su cuidadora se fue a hacer compras y la olvidó encerrada en su vehículo.

La perra pasó casi tres horas dentro del auto con 30° grados de sensación térmica. 

Cuando la mujer que debía cuidarla regresó al auto, sufrió un intento de ataque por parte de quienes se encontraban en el estacionamiento.

Advertencia: las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.






Comentarios