Si bien muchos celebraron su liberación, otros se preguntaron por el hombre que perdió su elemento de trabajo.


El jueves a horas del mediodía, un hombre iba en un carro tirado por un caballo por Laferrere (Partido de La Matanza, Buenos Aires), cuando el animal dijo basta.

Ese día hacía muchísimo calor y el caballo estaba tan exhausto que se tiró al piso y se negó a seguir andando. El hombre empezó a golpearlo para que se levante pero no había caso. Entonces, una vecina que veía todo desde su casa, salió a detenerlo y varios vecinos se sumaron.

“El carrero -intimidado por ver al barrio tan decidido a no permitirle seguir- se retiró del lugar”, contó en un posteo la Fundación Amora. “La gente comenzó inmediatamente a asistir al caballo que se encontraba tendido en el asfalto hirviendo, deshidratado, flaco y con heridas sangrantes, además de tener un párpado inflamado por los golpes”, agregaron desde la asociación protectora.

Gracias a la asistencia de los vecinos, el caballo pudo levantarse y fue llevado a la sombra. “Agradecemos a este barrio que se involucró de manera activa e hizo posible el rescate de Romeo, y destacamos la labor del personal de la Comisaría Altos de Laferrere (Teniente 1ro. Carlos Arapi, Oficiales Rocio Barrios y Jessica Caballero) que resguardó al equino durante horas hasta que llegáramos a buscarlo”, dijeron desde Fundación Amora.

La publicación recibió casi 13 mil compartidos y más de 2.500 comentarios, que se dividieron en dos grupos: por un lado, aquellos que destacaban el rescate del animal; y por el otro, los que se preguntaban por el futuro del carrero y su familia, que de un día para otros se vio sin caballo y sin carro para salir a trabajar.

“Viva el caballito !!! Y los pobres caballos de carrera en el hipódromo..que mueren reventados ?? Ahí hay intereses muy grandes…y la gente va y encima deja su dinero..SON CÓMPLICES”, comentó una usuaria. “Me dio mucha pena. ver sufrir al caballo felicito a.los que lo protegieron!!”, agregó otra. “Nadie juzga alas personas que viven de juntar carton o cosas x la calle para sobrevivir o alimentar a sus flias pero no es necesario atar y esclavizar a un animal para sus fines hay carros qe los pueden empujar o atar a una bicicleta”, opinó un tercero.






Comentarios