Los chats de la mujer con el portero de su edificio revelan el calvario que vivía.


El encargado del edificio donde vivía Gisel Romina Varela (33), la policía asesinada a balazos en Mar del Plata por su expareja, dijo que se trató de “la crónica de una muerte anunciada”, ya que el acusado estaba “obsesionado” con la víctima.

Juan Carlos contó a TN que el acusado, identificado como Sergio Alejandro Cejas, “violaba todos los días la perimetral” que le había impuesto la Justicia.

​Asimismo, recordó que en agosto pasado Cejas atacó a Gisel a golpes y cuando la policía lo detuvo encontró en su poder un juego de llaves del edificio que la mujer policía creía que había perdido pero que en realidad su ex le había “robado”.

En las últimas horas, ​se conocieron los chats de WhatsApp que la mujer le mandó al encargado de su edificio la noche anterior a su asesinato, los cuales dejan en evidencia la preocupación de Varela ante el hostigamiento de Cejas.

Los chats dejan en evidencia la preocupación de Varela ante el hostigamiento de Cejas (La Capital de Mar del Plata).

En los mensajes, publicados por el diario La Capital de Mar del Plata, Varela le consultó por los movimientos del hombre en los días recientes. “Mañana voy a poner otra cerradura”, le escribió la policía al encargado y luego le preguntó si había cámaras en el edificio.

Juan Carlos le recomendó a hacer la denuncia y luego le dijo: “Sabes una cosa, vos estás en riesgo de vida porque él está enfermo. Y si te llega a ver con otro hombre, así sea un amigo, no sé cómo va a reaccionar”.

“No me puedo ir del país por un enfermo”, el último mensaje de la policía asesinada por su ex (La Capital de Mar del Plata).

“Sí, ya lo sé. Pero no me puedo ir del país por un enfermo. No es justo. Mientras tanto lo voy a ir manejando. Cuando no pueda más me iré a lo de mi viejo”, le respondió ella.

Los chats entre la mujer policía y el encargado de su edificio:

“No me puedo ir del país por un enfermo”, el último mensaje de la policía asesinada por su ex (La Capital de Mar del Plata).






Comentarios