El joven, acusado de abuso, insultó a la fiscal del caso y a otra funcionaria judicial cuando le notificaron los cargos en su contra.


Rodrigo Eguillor está acusado de “abuso sexual y privación ilegítima de la libertad”. En la tarde del martes, fue demorado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Ezeiza cuando, según él mismo contó (aunque después lo negó), se disponía a viajar a Madrid para ver el partido postergado de la Superfinal entre River y Boca. Luego, pasó la noche preso, custodiado por la policía en un hospital.

La fiscal Verónica Pérez, a cargo de la UFI 3 de Esteban Echeverría pidió su detención al quedar imputado por el abuso sexual de una joven en un departamento del barrio porteño de San Telmo.

El hijo de la fiscal de Lomas de Zamora, Paula Martinez Castro, ya había complicado su situación durante la tarde del martes al hablar con los medios (pese a la recomendación de su madre de quedarse callado) y haber mostrado “resistencia a la autoridad” durante la notificación en Ezeiza. Para peor, según trascendió, cuando lo trasladaron a la fiscalía de Monte Grande insultó a la ayudante fiscal y a la fiscal, y las trató de “estúpidas y mentirosas”. Después, ordenaron su traslado al hospital municipal Santamarina de Monte Grande.

A su vez, el fiscal porteño Eduardo Cubría lo imputó por abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y daños. Y la Justicia le cayó encima después de darse a conocer sus “descargos” en vivo por Instagram.

Según fuentes policiales, el padre de Rodrigo le pidió a la justicia que lo internaran para que le realicen una evaluación psiquiátrica. Con este fin, el joven de 24 años permaneció en dicho hospital, custodiado por dos agentes de la policía. En el transcurso del miércoles será evaluado por el Equipo Regional de Internación en Crisis (ERIC). Además, será examinado por médicos y psiquiatras, tal como lo indica la orden del fiscal Juan Baloira, titular de la UFI N°3.

La denuncia en su contra hizo que muchas mujeres se animaran a denunciar maltrato por parte de Eguillor y a contar sus experiencias en las redes sociales.

Hoy, además de la causa por “abuso sexual y privación ilegítima de la libertad”, Rodrigo enfrenta otras dos causas, una por amenazas en una fiscalía de Monte Chingolo y otra por grooming.






Comentarios