La mujer filmó con su teléfono y difundió las imágenes.


Una empleada doméstica de la zona de Nordelta, en Buenos Aires, quienes ya previamente habían denunciado discriminación, tomó imágenes de cómo le impedían subir a uno de los colectivos que transporta propietarios y visitantes.

En el video se puede ver a la señora queriendo abordar un coche de la empresa MaryGo y al chofer del mismo diciéndole que espere al próximo, que “ya salió”. Al ser increpado por la mujer, el conductor le responde que “son órdenes de la empresa”.

A su vez, las dos mujeres que estaban esperando el colectivo junto a la trabajadora, pueden abordarlo sin problemas.

Las empleadas domésticas que se desempeñan en el barrio privado de Tigre aseguran que son víctimas de discriminación y que les impiden utilizar el mismo servicio de transporte que usan los propietarios. De acuerdo al testimonio de las trabajadoras, no las dejan subir a las combis porque, afirman, “dicen que tenemos olor” o “hablamos mucho”, informó Clarín.






Comentarios