El allameniento fue realizado en el marco de la investigación para determinar si la familia de la joven asesinada en un secuestro integraba una banda dedicada al narcotráfico que operaba en Bolivia y Perú.


Efectivos de la Policía de la Ciudad allanaron este jueves la vivienda donde Xiomara Naomí Méndez Morales vivía con su mamá, su padrastro y su tío, ubicada en Parque Avellaneda, y encontraron cocaína y marihuana dentro del domicilio.

El operativo fue montado en medio de la investigación por la cual se busca determinar si la familia de la joven, quien fuera secuestrada este martes en Flores y encontrada asesinada un día después en Ituzaingó, integraba una banda dedicada al narcotráfico que operaba en Bolivia y Perú.

El frente de la casa de Xiomara Naomi Méndez Morales, la adolescente muerta durante su secuestro. (Alfredo Martínez)

El registro de la casa de Xiomara fue parte de una serie de allanamientos en simultáneo que se llevaron a cabo tanto en el partido bonaerense de La Matanza, como así también en Capital Federal. 

Si bien se encontraron restos de cigarrillos de marihuana, 10 gramos de cocaína y dos paquetes de hojas de coca, se cree que todo era para consumo personal debido a la cantidad de droga incautada. 

Xiomara

A través de los trabajos de inteligencia y seguimientos encubiertos, dos meses atrás inició la investigación que permitió, en las últimas horas, identificar a los integrantes de la organización, sus domicilios y los lugares donde guardaban y vendían los estupefacientes. 

Los padres de Xiomara son peruanos y tienen antecedentes por causas vinculadas al narcotráfico, al igual que la actual pareja de la mujer. Según fuentes policiales, la banda “operaba en las localidades matanceras de Villa Celina y Villa Las Achiras, y en la Villa 20 de Capital”, en Lugano.






Comentarios