En Pinamar, una competencia por ver quién podía comer más facturas en un minuto terminó en tragedia.


La Fiesta de la Medialuna terminó en tragedia. Tenía que ser un momento de felicidad para la comunidad de Pinamar, pero fue escenario de una muerte insólita. El exboxeador Mario Melo era uno de los cinco finalistas en un concurso para ver quién podía comer más facturas en un minuto y el premio, un viaje a Córdoba. Pero en un instante se atragantó y una obstrucción en la vía aérea por el exceso de comida terminó causándole un paro cardiorespiratorio.

En las filmaciones que difundieron los testigos del hecho a través de las redes sociales se ve cómo un grupo de personas intenta socorrer sin éxito a Melo.

El Director del Hospital Municipal, Walter Ciancio, estaba en el lugar y se acercó a intentar ayuda. “La persona había comido un exceso de medialunas y se hizo un tapón que le obstruyó la vía aérea y le provocó un paro cardiorespiratorio”, contó a TN. También afirmó que le hicieron la famosa maniobra de Heimlich, y que al no tener éxito luego procedieron a intentar reanimarlo.

 Aída, una de las hermanas de Melo, dio otra versión: “Hicieron todo lo contrario, lo tiraron al piso y le hicieron presión como si fuese un infarto“. También denunció que el evento no contaba con una ambulancia y que algo similar había pasado en una competición infantil.






Comentarios