El decisivo clásico entre Sarmiento de Coronel Vidal y América de General Pirán terminó en escándalo: corridas, piñas y enfrentamientos con la policía. 


La final del Torneo Apertura de la Liga de Equipos Unidos de Mar Chiquita terminó en un verdadero escándalo por la batalla campal que protagonizaron las parcialidades de Sarmiento de Coronel Vidal y América de General Pirán al finalizar el partido. 

El decisivo clásico entre Sarmiento y América se desmadró tras el pitido final del árbitro, momento en el que hinchas de ambos clubes invadieron el campo de juego para trenzarse en un combate escandaloso. 

Si bien se había dispuesto un operativo de seguridad especial con más de 30 policías -incluidos efectivos de grupos especiales de la fuerza- y la filmación del partido dada la rivalidad entre las dos instituciones, tres uniformados resultaron lesionados, varios de los protagonistas fueron trasladados a la sede policial para responder por los disturbios y, en cuanto a lo deportivo, en medio de la batahola alguien se robó la copa destinada al campeón.

Sarmiento se consagró este domingo después del encuentro que se disputó en el Estadio Único de Coronel Vidal y que ganó 2 a 1 ante América, idéntico resultado al que había logrado una semana antes en condición de visitante.

Concluidos los 90 minutos reglamentarios, varios hinchas locales ingresaron a festejar con los jugadores campeones pero desde la otra tribuna, mediante la rotura del alambrado perimetral, los visitantes avanzaron con su bronca a cuestas. 

Ya en el campo de juego no faltaron trompadas, golpes con elementos contundentes y enfrentamiento con los policías.

La Liga de Equipos Unidos, organizadora del certamen, confirmó este lunes que la competencia fue suspendida y prevén duras penas del tribunal de disciplina para los involucrados en los incidentes.





Comentarios