Sin embargo, prometió dialogar mañana con los vecinos del barrio. "No es un contexto adecuado para entablar una situación de diálogo", dijo.


El ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, aclaró que no tiene previsto trasladarse esta noche a la comisaría 8a. de Flores, donde enardecidos vecinos reclaman seguridad tras la muerte de Brian, el adolescente que murió hoy tras recibir un tiro en la cabeza por parte de delincuentes.

Aclaró que “mañana, a las 8 de la mañana, los esperamos en el Ministerio” y explicó que el lugar de la protesta “no es un contexto adecuado para entablar una situación de diálogo”.

Asimismo, dijo que el reclamo de los vecinos por seguridad “es legítimo”, aunque advirtió que hay algunos “que tienen otros objetivos” y advirtió, sobre los destrozos producidos en la sede policial, que se trata de “un delito” por tratarse de un edificio público, penado con 4 años de prisión.


En esta nota:

Flores



Comentarios