El hecho ocurrió hace casi dos semanas. Personal de la Jefatura Departamental de La Matanza lo capturó en la casa de su novia.


Un hombre de 48 años fue detenido este lunes acusado de haber participado del robo de más de seis millones de pesos de un camión de caudales el 8 de este mes en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, con lo que ya son dos los apresados por el caso.

El imputado, identificado como Marcos Jorge Sosa, fue detenido por personal de la Jefatura Departamental de La Matanza en la casa de su novia, en la calle García Merou al 1000, de la localidad bonaerense de Rafael Castillo.

El nuevo detenido Marcos Jorge Sosa.

“Después del robo sabíamos que se había ido en colectivo al interior del país. Tuvimos paciencia y al regresar a Buenos Aires fue a ver a su novia. Ahí lo detuvimos cuando estaba dentro de la casa”, dijo uno de los investigadores.

Sosa era uno de los autores del robo que fue captado a cara descubierta, vestido con gorro de lana gris con franja negra, buzo azul y campera gris, tal como se ve en los videos de las cámaras de seguridad registrados durante el día del hecho.

En el procedimiento, los policías secuestraron 7.500 dólares con numeración correlativa que se cree que son parte del botín robado del blindado.

Por este mismo caso, el 12 de este mes fue detenido en la localidad de Ciudad Evita un primer implicado, identificado como Luis Alberto Carrizo (39) y conocido como “Luisito”, que tiene varios antecedentes.

El asalto ocurrió el 8 de octubre, a las 8.30, antes del horario de apertura de la sucursal del banco Supervielle situada en avenida Mosconi, casi Alvear, de Lomas del Mirador, donde varios clientes esperaban en la puerta de la entidad.

De acuerdo con lo que se pudo reconstruir, un camión de la empresa Prosegur llegó al lugar y tres empleados descendieron para llevar dinero adentro del banco. Pero cinco delincuentes armados los sorprendieron, se apoderaron de sus armas de fuego y de los tres sacos con dinero.

Dos de los asaltantes estaban entre las personas que esperaban en la puerta y los demás simulaban ser transeúntes que pasaban por el lugar, por lo que para los investigadores la banda tenía un plan elaborado previamente y no actuó al voleo.




Comentarios