El objetivo procura que el animal ayude a los niños a que se sientan más cómodos a la hora de testificar.


En la mañana de este martes, se dio a conocer que la Justicia Porteña presentó un proyecto que se viene tratando hace ya un año en el Ministerio Público Tutelar, que consiste en otorgar que un perro acompañe a los niños víctima de violencia o testigos de delitos, a declarar. Esta medida propone que al momento de dar el testimonio, los niños se sientan menos angustiados y más aliviados por estar con un animal, y el hecho sea menos traumático para ellos.

El protagonista se llama Titán, un Golden retriever de cinco años que a partir de ahora se encuentra todo los días en las oficinas del edificio ubicado en calle Perú 143, donde funciona la dependencia.

Según informó Infobae, el animal fue entrenado para trabajar con niños y adolescentes, aunque todo el tiempo estará acompañado de su adiestrador Carlos Agudo.

Titan

Por su parte, el funcionamiento del proyecto se pone a prueba cuando los niños ingresan a declarar en la Sala de Entrevistas Especializadas , donde se realiza la “Cámara Gesell”, y es ahí donde Titán estará esperándolos con su ternura genuina y la compañía que procura ser un alivio para los niños.

Por su parte, la Sala de Entrevistas, también cuenta con el soporte tecnológico necesario para que los menores puedan dar una declaración precisa y confiable y, lo más importante, sin cruzarse en ningún momento con funcionarios judiciales o los imputados en el delito.

Titan

Yael Bendel, la asesora general tutelar, comentó al respecto: “Esta incorporación mejora el sistema de protección integral ya que favorece la disminución del nivel de angustia, ansiedad y movilización emocional que genera en los chicos tener que afrontar una declaración, y además contribuye al relato”.




Comentarios