Un desfile de autos antiguos fue la atracción principal. Los vecinos también disfrutaron de una gran feria de artesanías, diseño, indumentaria, decoración y productos regionales.


El fin de semana, muchos de los eventos propios de la Ciudad se mudaron al Paseo del Bajo, en coincidencia con su inauguración. Este domingo, se realizó un desfile de 150 coches antiguos, mientras que una nueva edición de Buenos Aires Celebra las Regiones tuvo lugar en la nueva obra.

El Paseo del Bajo es una obra vial de 7,1 kilómetros que une Retiro con la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata. Más de 80 mil personas participaron de la fiesta  que estuvo conducida por la modelo Sofía ‘Jujuy’ Jiménez y Leandro ‘Chino’ Leunis.

Durante la tarde, desfilaron unos 250 autos antiguos, colectivos, y vehículos de carrera que pasaron por la trinchera, mientras que sobre la superficie se desplegó una feria de productos de cada región del país y se cerró la jornada con un show de Los Pericos.

“Es una emoción enorme, esto lo planeamos hace 6 o 7 años. Es una muestra de que las cosas a largo plazo se pueden hacer. Es todo trabajo argentino, es un orgullo, es de primer nivel mundial”, aseguró a Télam el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que recorrió la obra junto a sus funcionarios.

“Esto va a cambiar la vida de la gente, se agiliza el tránsito, se mejora el medio ambiente. Va a haber nuevos espacios verdes equivalentes a tres plazas de mayo”, agregó.

“Lo más importante no es esta obra, sino todo lo que podemos soñar, las nuevas obras que se pueden hacer a partir de esto, el Paseo del Bajo demostró que es posible“, aseguró el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

La inauguración oficial será este lunes a partir de las 8.




Comentarios