El jugador había sufrió el desplazamiento de las vértebras cuarta y quinta durante un scrum. Tenía 25 años.


Jerónimo Bello, el rugbier de San Isidro Club (SIC) que había quedado cuadripléjico tras sufrir una grave lesión cervical en un partido jugado en septiembre de 2016, murió este martes a los 25 años.

“¡Querido Jero, te vamos a extrañar! Gracias por todo lo que nos enseñaste. Dejaste una huella imborrable. Familia Bello, todo el SIC los acompaña y abraza. #HastaSiempreJeroN”, escribió el SIC en su cuenta de Twitter.

El jugador había sufrió el desplazamiento de las vértebras cuarta y quinta durante un scrum en un encuentro ante el club Newman. Por la lesión, debió someterse a varias operaciones y quedó cuadripléjico, con parálisis total de sus miembros, internado en una clínica de Pilar.

A partir de la lesión cervical que sufrió Bello, la tercera de un jugador entre 2015 y 2016, la Unión Argentina de Rugby (UAR) introdujo una serie de cambios en el scrum en los torneos nacionales, con reglas más estrictas para promover la estabilidad y la velocidad de disponibilidad de la pelota.

Jerónimo era hijo de Juan Pablo Bello, de larga trayectoria en el club Champagnat. Y ni bien se supo la noticia de su fallecimiento, distintos clubes y personalidades del rugby publicaron en las redes sociales mensajes de condolencia para con la familia y el club SIC.






Comentarios