En el transcurso del labor de los brigadistas en El Bolsón, donde se ocasionó el fuego que ya acabó con más de 11 mil hectáreas de bosque, un grupo de jóvenes fue en contra de los trabajadores y los agredió por estar en “tierras no habilitadas”.

El hecho sucedió el fin de semana en la zona de Villa Los Coihues, cuando un grupo de brigadistas del Servicio de Prevención de Lucha contra Incendios Forestales (Splif) de Bariloche fue agredido luego de solicitar a jóvenes que apagaran los fogones que habían encendido en lugares no autorizados en Villa Los Coihues.

“Pese a todos los alertas de alto riesgo de incendio por elevadas temperaturas, sequedad del material combustible, la situación con un incendio de comportamiento extremo en Bolsón que demanda el accionar diario de mínimo 150 personas para combatirlo; existen personas que aun así deciden encender fogones en zonas de interfase, en lugares no habilitados, poniendo en riesgo a toda la comunidad”, criticaron desde el organismo.

Brigadistas que trabajan en los incendios de El Bolsón fueron agredidos al apagar fogones en lugares no habilitados Patricio Rodríguez

Sobre el momento de violencia, los trabajadores aseguraron que al llegar y querer apagar sus fogones “debieron soportar que un auto cruzara el móvil para impedirles continuar con su tarea además de sufrir agresiones lo que generó la intervención de personal policial y un operativo conjunto”.

El coordinador del Splif, el sector donde se ocasionó el hecho, Orlando Báez habló con Diario del Río Negro y comentó que al momento en que el personal arribó, “hubo jóvenes que intentaron agredir, quitaron las herramientas a los muchachos y hasta atravesaron un auto para impedir el paso del móvil”.

Brigadistas que trabajan en los incendios de El Bolsón fueron agredidos al apagar fogones en lugares no habilitados Ministerio de Ambiente de la Nación

Además, agregó: “En ese sector está prohibido acampar y hacer fuego. Pero encontramos hasta 11 fogatas desde la hostería El Retorno hasta la rotonda de Virgen de las Nieves”, detalló Báez.

El coordinador del Splif recalcó que las medidas de no prender fuego en el lugar se deben a que “venimos de muchos días de sequía y eso predispone el material a arder que se suma la negligencia de los que hacen fuego en cualquier lado. Más aún, en sectores cercanos a la zona boscosa que puede desatar un incendio de inmediato”.