Además, la Asociación de vecinos de la calle Mitre también dio su visto bueno al trabajo de los inspectores.


Los recientes operativos para erradicar la venta ambulante recibió la aprobación tanto de la Cámara de Comercio como de la asociación vecinal de la calle Mitre.

Si bien esto causó polémica en las redes sociales, mayormente de los afectados que esgrimían que ”además de secuestrar nuestros productos, nos estigmatiza poniéndonos en categoría de delincuentes”, los comerciantes dieron su parecer al respecto.

”Solicitamos que el control del espacio público sea una política de estado municipal, y que se defienda el trabajo genuino que generamos los establecimientos habilitados”, explicaron.

Productos sustraídos de los vendedores ambulantes (Foto: Bariloche2000).

”Existe un marco normativo para todos quienes desarrollan actividades económicas como sustento para su vida cotidiana”, expresaron. Además, marcaron que ese sector se ajuste a los requisitos municipales ”de manera que se promueva la creación de empleo genuino, y el aporte –a través de las respectivas tasas y contribuciones- al sostenimiento de nuestra comunidad”.

Sin embargo, opinaron que los impuestos son muy elevados y ”dificulta el surgimiento de nuevos emprendimientos y la supervivencia de los que ya están”, remarcando además que son ”uno de los principales sostenes del financiamiento municipal”.






Comentarios