El muchacho fue liberado por falta de pruebas. Desde la defensa aseguran que no estuvo en el domicilio entre las horas que sucedieron al asesinato.


El joven padre vinculado a la causa por el homicidio del bebé recién nacido que apareció con signos de estrangulamiento deberá presentarse hoy en el Laboratorio Regional de Genética Forense para la extracción de una muestra para el estudio de ADN. Esto es uno de los pedidos de peritjaes que requirió la fiscalía como parte de la investigación.

Fuentes vinculadas al caso explicaron que el objetivo será establecer un perfil de ADN, que será cotejado con la muestra que se obtuvo del recién nacido para determinar el vinculo familiar. El joven, cuya identidad se mantiene en reserva para proteger a su hijo de dos años, recuperó la libertad el jueves a la mañana porque la fiscal Betiana Cendón no pidió su detención.

La letrada no formuló cargos por falta pruebas que confirmen su imputabilidad, por otra parte tampoco había evidencias para desvincularlo completamente. Por ende, el muchacho sigue ligado a la causa que se originó a partir del hallazgo de un bebé asesinado el martes pasado en el domicilio de la pareja de la madre que se encuentra también como sospechosa en la causa.

La fiscal continúa a la espera del alta médica de la joven para poder imputarla por el delito de “homicidio doblemente agravado por el vínculo” y porque se habría cometido con “ensañamiento y alevosía”. Además, la autopsia estableció que el infante murió por asfixia mecánica entre las 15:00 y las 19:00 horas del 12 de mayo pasado. Sumado a esto, el cadáver presentaba lesiones de arma blanca.

Por otra parte, fuentes vinculadas a la causa comentaron que el muchacho no habría estado en el domicilio donde hallaron el cuerpo de la víctima en ese horario. Las sospechas apuntan a la joven madre de 18 años que el martes fue a un control al área de ginecología del hospital Ramón Carrillo. Tenía una hemorragia que los médicos relacionaron con un parto reciente.

Además señalaron que la chica negó haber dado a luz y desde el hospital dieron aviso a la fiscalía. Un familiar de la chica confesó lo sucedido, la letrada a cargo de la causa ordenó la detención de la muchacha en el hospital donde estaba internada. El miércoles a la tarde fue dada de alta y quedó a disposición en la comisaría Segunda, pero el jueves debió regresar al hospital donde permanece bajo observación. Según publicó Río Negro.




Comentarios