El automovilista impactó en Zelarrayán y Cuyo y el test de alcoholemia le dio cuatro veces más de lo permitido. 


Un hombre, Cristian Masedo, manejaba alcoholizado y chocó contra un semáforo en Zelarrayán y Cuyo.

Se le realizó el control de alcoholemia y arrojó como resultado 2,29 gramos de alcohol en sangre, el permitido por ley es de 0,50.

A pocos metros se encontraba un remis, que había pinchado una rueda y la estaba cambiando en el lugar.

El test de alcoholemia le dio 2,29 gramos de alcohol en sangre.






Comentarios