"Estamos hartos, estamos re podridos de vivir en una sociedad donde nadie respeta los derechos del otro", aseguró Jano Aranza, un hombre que vive en las inmediaciones de la Avenida Mitre y Cacique Catriel, cansado de los ruidos molestos durante toda la semana.


El ruido de la música, las motos y los gritos se volvieron un enorme problema para los vecinos que viven cerca del cruce de Avenida Mitre y la costanera Cacique Catriel. Quienes habitan los alrededores del monumento al Quijote sufren molestias durante toda la semana, pero especialmente de jueves a domingo.

Jano Arenzana, un vecino que vive en la zona, realizó hace unos días un vivo en Facebook revelando que es imposible dormir en la zona y denunció que lo amenazaron de muerte.

“Son las 5 de la mañana. Todavía no hemos podido dormir. Hoy en Azul desde las 12 de la noche hasta hace 20 minutos que llamé a la policía, en Cacique Catriel -entre Mitre y Malere-, fue un quilombo. Imposible dormir”, arranca la grabación que el hombre realizó a través de Facebook para denunciar la pesadilla que vive semana a semana.

“Estamos sin dormir, laboramos todo el día, llamamos a la policía, salimos a pedirles que se fueran, nos amenazaron con armas. La policía vino y se fueron. Los vecinos salimos a pedirles que se fueran porque necesitamos descansar”, asegura desesperado Arenzana en el video, y agrega: “Esto sucede toda la semana, con intensidad jueves, viernes, sábado y domingo”.

“Estamos hartos, estamos re podridos de vivir en una sociedad donde nadie respeta los derechos del otro. Estoy cansado de pagar impuestos para que los políticos solo hagan asfalto, dame seguridad”, se queja el vecino mientras le pide algún tipo de respuestas al poder político. 

Arenzana reveló que luego de ir a pedir a los jóvenes que paran en la zona que dejaran de hacer ruido fue amenazado de muerte por “un gordito que anda en moto”. Según el vecino, la policía logró identificar al hombre. 

La situación en la zona es complicada. A pesar de la difusión del video y de las continuas quejas de los vecinos, en la madrugada de este sábado continuaron los ruidos en la zona. A pesar de que la policía hizo varias rondas por Avenida Mitre, no logró evitar completamente los ruidos molestos.

En diálogo con Vía Azul, Arenzana explicó que luego de la viralización de los videos la policía prestó más atención al tema y que se apaciguó un poco el problema.

Tras su transmisión en Facebook, desde la Municipalidad se contactaron con el vecino y le pidieron una reunión para intentar buscar una solución al tema. 




Comentarios