El grupo continúa con su política de retracción y en 90 días ya cerró dos plantas.


La empresa Arcor tomó la determinación de cerrar la última planta de procesamiento de tomates del Valle Medio cuyas instalaciones están ubicadas en Choele Choel, Río Negro.

La planta estaba pronta a cumplir los 50 años y llegó a tener más de 200 empleados trabajando pero luego de sucesivos ajustes sólo quedaron 8 operarios. Desde mayo estaba frenada y se dio vacaciones a los empleados, hasta que finalmente se anunció su cierre y posible traslado a San Juan.

El comunicado de Arcor comunicó “Luego de realizar un exhaustivo análisis de proyección de demanda y costos asociados con vistas al 2019-2020, La Campagnola ha tomado la decisión de no realizar la próxima temporada de molienda de tomate en la Planta ubicada en Choele Choel, Provincia de Río Negro. Cabe destacar que desde hace varios años esta planta está viendo seriamente afectado su nivel de actividad y resultados”

Respecto a los trabajadores “Frente a esta situación, la compañía ha planteado diversas alternativas a los colaboradores permanentes afectados, habiendo arribado a acuerdos con la totalidad de los mismos“.

Fundada en 1972, el cierre es otro golpe duro más para la región. Se suma al cierre en el mes de mayo, de la planta de La Campagnola en San Martín de Mendoza en la que trabajan 150 operarios. Situación compleja la del Grupo Arcor que en un momento muy delicado de la economía nacional viene de tres años de balance negativo y diez años de falta de crecimiento.

Fuente: baenegocios.com





Comentarios