Uruguay cerró un acuerdo para la compra de vacunas contra el coronavirus con el laboratorio estadounidense Pfizer y la farmacéutica china Sinovac, según anunció este viernes el presidente del país vecino, Luis Lacalle Pou.

El mandatario no especificó la cantidad de dosis que adquirirá el país ni cuándo empezará el plan de inoculación. ”El gobierno acaba de cerrar un acuerdo con Pfizer y Sinovac para el suministro de vacunas a nuestro país. Al mismo tiempo, estamos negociando la compra de más vacunas con más proveedores. En las próximas horas brindaremos más información”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.

En las próximas horas, Lacalle Pou se reunirá con un Consejo de Ministros para evaluar los pasos a seguir, aunque no se descarta otro anuncio previo a ese encuentro, con la confirmación de más detalles sobre el plan de vacunación que se iniciará.

Hasta este viernes, Uruguay era uno de los dos países de Suramérica, junto con Paraguay, que aún no había anunciado la compra de fármacos, aunque el Ejecutivo uruguayo había adelantado que se encontraba negociando con varios laboratorios y que no podía revelar detalles por confidencialidad.

Tras confirmarse el acuerdo, integrantes del gabinete celebraron la noticia en las redes sociales. Uno de los primeros funcionarios en reaccionar fue el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, quien publicó un escueto mensaje en su cuenta de Twitter: “Vacunas aseguradas para nuestro Uruguay”.

A la par, se conoció el último informe elaborado por el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que ayuda al Gobierno a llevar adelante la gestión de la pandemia. El reporte reconoció que existían “expectativas a nivel nacional sobre la vacunación y su impacto en la contención de los contagios”.

No obstante, advirtió que “la inmunidad de rebaño no es bien comprendida aún”. “En cualquier caso, solamente puede empezar a incidir cuando se haya vacunado a un amplio grupo de personas, plazo que llevará como mínimo algunos meses”, sostuvo.

El estudio, realizado por el Grupo de Modelos y Ciencia de Datos, y coordinado por el matemático Fernando Paganini, también pone el foco en el aumento de test diarios. “En un escenario actual de 800 casos nuevos diarios (tomado al 18 de enero) habría que realizar 20000 chequeos diarios”, sugirió.

Como medida para “subsanar a futuro el déficit”, ya que los datos son “menos precisos”, propone la “incorporación de nuevas tecnologías, como test de antígenos.

A fines de febrero, podrían estar ocupadas el 85% de las camas de cuidados intensivos en Uruguay. (Foto: Andres Larrovere / AFP)

Pese al cierre de sus fronteras, Uruguay registra un constante incremento de casos positivos por el coronavirus. La llegada de más pacientes a las unidades de cuidados intensivos hacen que, de mantenerse la tendencia actual, los hospitales se saturen a fines de febrero.

Así lo explicó el pasado lunes el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), Julio Pontet, quien resaltó que en este momento, y por diferentes motivos, el país tiene ocupado el 60% de las 765 camas que posee entre centros públicos y privados, algo que los mantiene “preocupados”.

Pontet explicó que, de mantenerse la tendencia, a fines de febrero podrían estar ocupadas el 85% de las plazas de cuidados intensivos, cifra que en marzo podría alcanzarse el 100 % de ocupación.

Con información de EFE y AFP.