Eran las primeras horas de este jueves cuando el sur de Pakistán se sacudió. Un terremoto de 5,9 grados estremeció la provincia sureña de Balochistán del país del sudoeste asiático. El sismo repercutió en al menos seis ciudades y otros poblados, pero el lugar más afectado fue la ciudad montañosa de Harnai.

///Mirá también: Al menos un muerto por el violento terremoto que sacudió al centro y sudeste de México

Los pakistaníes todavía dormían cuando el terremoto que sorprendió al país provocó el derrumbe de techos y muros. En una aldea del distrito de Harnai, un granjero se despertó al sentir la sacudida del sismo y cuando trataba de poner a sus hijos a salvo se le cayó el techo de su casa y lo dejó inconsciente. “Cuando recuperé la consciencia, saqué a dos de mis hijos, pero el más joven (de apenas un año) ya había muerto”, lamentaba este joven padre, agazapado y compungido junto al cadáver de su bebé, cubierto por una manta.

Varios muertos y miles de heridos

La mayoría de las víctimas murieron por el derrumbe de techos y muros en este terremoto, que también causó apagones que obligaron a los rescatistas a usar linternas para atender a los heridos. Los mismos lugareños trataban de apartar los escombros de color ocre en los que se habían convertido sus casas. Niños con vendajes y caras manchadas sentados en camillas guardaban un silencio roto por las ambulancias y los helicópteros.

Pakistaníes reunidos fuera del hospital de Harnai.

El ministro provincial del Interior, Mir Zia ullah Langau, afirmó que recibían la información de que “20 personas murieron por el terremoto” y agregó que “cientos de casas de barro fueron dañadas”.

Un terremoto sorprendió a Pakistán en la madrugada del jueves. Foto AFP.

Entre los 20 muertos aparecen una mujer y seis niños, según indicó a AFP Suhail Anwar Hashmi, quien tiene un alto cargo del gobierno provincial. “Más de 200 personas resultaron heridas”, agregó Suhail Anwar Hashmi. Estos últimos fueron trasladados a los hospitales por personas particulares quienes ayudaban en medio del desastre.

“La mayoría de los heridos llegaron con extremidades fracturadas. Decenas de personas recibieron alta con solo primeros auxilios”, dijo Zahoor Tarin y agregó que “al menos 40 fueron recibidas con heridas críticas”. “Impusimos un estado de emergencia en el hospital y les estamos dando tratamiento médico”, indicó Tarin, quien trabaja en el hospital público de Harnai.

El movimiento telúrico provocó apagones en la región y el personal sanitario debió trabajar sin iluminación en la madrugada en un hospital público mal equipado. Zahoor Tarin agregó que antes del amanecer operaban “sin electricidad con ayuda de linternas y las luces de los teléfonos móviles”.

Un sismo de 5,9 grados sorprendió al país del sudoeste asiático. Foto: AFP.

“Fue un terremoto fuerte. La sacudida fue muy potente”, dijo Zaman Shah, también a AFP, en Harnai. Y agregó: ”Mientras corríamos para salvar nuestras vidas, alguna gente cayó (...) Nuestras casas están dañadas y también se han perdido vidas”.

El primer ministro Imran Khan dijo que había ordenado “asistencia inmediata de emergencia” a la región afectada. Los helicópteros del ejército ayudan en la evacuación de heridos desde zonas aisladas hasta Quetta, la ciudad más cercana.

Se registraron 20 muertos y no descartan que pueda haber más víctimas fatales. Foto: AFP.

Al mismo tiempo se movilizaron cuadrillas para limpiar de escombros las carreteras que llevaban a Harnai. También, el Gobierno de Pakistán envió un equipo de rescate a una mina de carbón, donde unos 15 operarios quedaron atrapados bajo tierra. En Pakistán es habitual que los mineros trabajen de noche porque las temperaturas son más bajas. Naseer Nasar, jefe de la autoridad provincial de Manejo de Desastres de Balochistán, advirtió que la cifra de víctimas podía subir.

Los heridos son trasladados al hospital en un helicóptero del ejército.

El terremoto

El Servicio Geológico de Estados Unidos indicó inicialmente que el terremoto fue de 5,7 grados a 20 km de profundidad, pero posteriormente revisó la magnitud a 5,9.El movimiento se sintió por toda la región de Balochistán, que linda con Afganistán e Irán, así como en la capital provincial Quetta, 170 kilómetros al oeste de Harnai.

Pakistán está situado donde se encuentran las placas tectónicas India y Eurasiática, lo que lo hace susceptible a sufrir terremotos. En octubre de 2015, un sismo de 7,5 grados de magnitud en Pakistán y Afganistán dejó casi 400 muertos a lo largo de una zona montañosa.

El país también fue estremecido por un terremoto de 7,6 grados en octubre de 2005, que dejó más de 73.000 muertos y unos 3,5 millones sin casa, especialmente en la zona de Cachemira controlada por Pakistán.