El conductor debutará el próximo lunes en "Intratables" por América. En su lugar quedará el "Pollo" Álvarez.


Fabián Doman se despidió este martes de Nosotros a la Mañana (El Trece) y se vivieron momentos muy emotivos al aire del programa.

“Este es nuestro último programa de Nosotros a la Mañana aquí en El Trece. Como ustedes ya saben, acá estamos anotando un dato que dio Ari Wolman: el 11 de agosto de 2014, el dólar estaba a 8,27. Hoy está a 45,60. Historias de la Argentina, ¿no? El 11 de agosto de 2014 fue el primer programa de Nosotros al Mediodía. De aquel equipo queda Sandra Borghi. Y en Borghi quiero saludar, porque son tantos nombres que tengo que agradecer que elegí tres o cuatro para agradecer en nombre de ellos a todos los que han estado“, comenzó Doman.

Y siguió: “Primero a la dirección general de Canal 13 por haberme convocado, a Adrián Suar, a Carlos de Elía, que fue el primero que me llamó, a Pablo Codevilla, a Coco Fernández, por parte del canal”.

“En cuanto a la productora, que ahora lo produce Kuarzo, en aquel momento era Endemol, a Martín Kweller, a Hernán Kweller, y después quiero mencionar a Sandra Borghi, en nombre de todos los panelistas que han pasado por aquí. De todos los periodistas, que han sido muchísimos en casi cinco años de aire, donde pasó mucha gente y les agradezco a todos“, continuó.

El conductor debuta el próximo lunes en Intratables por América. En su lugar quedará el “Pollo” Álvarez.

“A Claudio Cuscuela, nuestro director, que está todos los días, en él les agradezco al equipo técnico que ha hecho posible que este programa salga al aire. A Alejandro Rey, el Chino, nuestro productor ejecutivo, en él menciono a todos los productores, porque este programa fue muy trabajado, muy luchado, muy remado, y en los últimos años gracias a que llegó el Chino nos trajo la suerte, el programa empezó a andar y nos convirtió en uno de los programas más vistos de la mañana”, sostuvo.

“Y al final quiero agradecer a dos personas que ya mencioné pero quiero reiterar: que son Pablo Codevilla y Martín Kweller, porque levantar el teléfono cuando te va bien, lo hace cualquiera, pero bancarte cuando las cosas no eran tan fáciles, deben ser subrayados y uno en la vida siempre tiene que ser agradecido de esa gente que te apoyó y te bancó, así que para ellos dos mi último saludo, a pesar de que Pablo me dijo ‘no quiero saludos, no me menciones al final’”, prosiguió.

Y por supuesto, gracias a ustedes, que están del otro lado, porque si no esto hubiera sido imposible. Fueron más de 1.200 programas. En agosto íbamos a cumplir los cinco años, probablemente saben adónde voy, pero me parece que las cosas deben ser respetadas y no quise, por más que esto se acordó hace tres semanas, mencionar nada en esta pantalla. Es un tema de respeto que me parece que debía ser así. Así que gracias a todos”, cerró.






Comentarios