"Bebelo" Reynoso, Benedetto y Zárate (x2) marcaron para el "Xeneize" que respira en la Copa.


Boca le ganó 4-0 a Jorge Wilstermann, de Bolivia, por la cuarta fecha del Grupo G de la Copa Libertadores. El “Xeneize” tenía la necesidad de ganar y por una buena diferencia de goles, luego de haber perdido la semana pasada ante Atlético Paranaense, en Brasil.

El local tuvo la oportunidad de ponerse arriba en el marcador, luego de que el árbitro cobrase un penal a su favor. El encargado de ejecutarlo fue Darío Benedetto, pero el arquero rival Arnaldo Giménez le adivinó la intención y la despejó al corner.

Sin embargo, Emanuel Reynoso a los 35′ pudo inflar las redes para el Xeneize, tras una excelente recuperación de Julio Buffarini y un mejor centro del exjugador de San Lorenzo.

Cuando el árbitro peruano Diego Haro sancionó el segundo penal para Boca antes de los 20 minutos del segundo tiempo, Benedetto tuvo la oportunidad de redimirse con un violento derechazo alto y al medio del arco que ya sentenció anticipadamente el destino del encuentro.

De allí en más todo fue regodeo para los hinchas empapados que tuvieron la oportunidad de ovacionar por primera vez a Mauro Zárate, que en apenas los 20 minutos que estuvo en cancha marcó un golazo (el tercero) y llevó a convertir el cuarto con un cabezazo que se desvió en Alex Silva para sellar la goleada.

La victoria, que además mantuvo a los bolivianos como últimos del grupo con dos unidades, abrió el cuadro y ahora Boca tendrá que encaminar la clasificación a octavos de final el miércoles 24 de abril en Colombia ante Deportes Tolima, simultáneamente con el encuentro que el puntero Atlético Paranaense jugará en Bolivia ante Jorge Wilstermann.






Comentarios