La Pulga se refirió al seleccionado nacional de luego haber abandonado la concentración albiceleste tras la derrota ante Venezuela.


En medio de las críticas recibidas por haber abandonado la concentración nacional tras la derrota que la Selección Argentina sufrió frente a Venezuela en el reciente amistoso, Lionel Messi rompió el silencio y dejó interesantes declaraciones sobre su presente y su futuro en el elenco nacional. 

“Yo quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes. Mucha gente me decía que no volviera, familia, amigos… mi hijo me preguntó ‘¿Por qué te matan en Argentina?’“, confesó Leo en diálogo con FM Club 947.

En cuanto a la renovación que atraviesa el seleccionado nacional, Messi opinó: “El cambio en la Selección es normal. Creo que fue muy brusco, creo que se debería haber ido haciendo de a poco. Cambiaron prácticamente todo el equipo, vinieron chicos muy jóvenes”.

“Yo no quiero convertir en realidad todas las mentiras que dicen. No elijo a los entrenadores de la Selección. Vivo escuchando cosas malas y se hace difícil disfrutar con ese entorno. Si hubiéramos ganado el Mundial de Brasil todo hubiese sido diferente. Lo perdimos por detalles. Después vinieron todos los quilombos y creo que el manejo con la prensa debió hacer sido otro”, disparó sin vueltas. 

Visiblemente molesto ante la lluvia de críticas que recibe constantemente de sus detractores, Leo dejó un mensaje para aquellos que no lo quieren más vistiendo la celeste y blanca: “Juego para mí, mi familia, mis compañeros y el que disfruta lo que hago. El que no me quiere me va a tener que seguir aguantando un poquito más”.

Asimismo, el crack rosarino del Barcelona coincidió con Lionel Scaloni sobre que, actualmente, Argentina no es una potencia del fútbol mundial. “El respeto por nuestro equipo sigue ahí, pero después hay que ganárselo en la cancha. Estos chicos que están hoy tienen 7 u 8 partidos, no es fácil, hay que trabajar”, precisó. 

En relación a las caídas de Argentina en las últimas finales que disputó contra Alemania y Chile, Messi recordó: “Hace poco pensaba: la España de 2010 era un equipazo, eran fenómenos, pero también tuvieron suerte en la final del Mundial contra Holanda. Y antes le ganaron a Paraguay por penales. Muchas veces precisás de esos momentos de suerte y nosotros nunca los tuvimos“.

“Ser campeón del mundo es lo máximo y nosotros estuvimos ahí. No se paga con nada, creo. Me lo cuentan otros que ya lo vivieron. Es lo más lindo y lo más importante del fútbol. Yo gané todo a nivel de clubes, pero es duro no haberlo conseguido en mi país”, aseguró también Messi sobre el Mundial Brasil 2014 que se le escapó en la final.

Por último, Messi hizo gala de su humildad y reconoció que él es el que se tiene que adaptar al nuevo grupo de futbolistas que integran la albiceleste. “Yo soy el nuevo y me tengo que adaptar a ellos. Son más jóvenes”, reconoció.

Otras declaraciones destacadas de Lionel Messi






Comentarios