Los datos demuestran que los sectores de mano de obra intensiva siguen anotando muy fuertes caídas a diferencia con el sector rural y la pesca.


La actividad económica de la Argentina se hundió 5,7% anual en enero pero mostró una reactivación del 0,6% en la comparación con diciembre, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo precisó que el indicador desestacionalizado de la actividad económica subió 0,6% frente a diciembre de 2018, por lo que se dio por segundo mes consecutivo un incipiente freno de la recesión.

Esa leve mejora registrada en la comparación mensual de enero fue la segunda consecutiva si se tiene en cuenta que en diciembre la actividad se había expandido 1% respecto de noviembre.

De acuerdo a los datos anuales, el sector al que mejor le fue en enero fue el de la pesca, que se expandió 10,2%, seguido por el campo con un avance del 8,9%.

En la otra vereda, la actividad del comercio mayorista, minorista y reparaciones se hundió un 12,3%, seguido por la industria manufacturera, con un 10,1%.

Estos últimos datos demuestran que los sectores de mano de obra intensiva (y mayores empleadores) siguen anotando muy fuertes caídas a diferencia con el sector rural y la pesca.

Esa situación explica que la economía de la Argentina haya perdido unos 262.400 empleos registrados entre enero de 2018 y el mismo mes de 2019, tal como informó el ministerio de Producción y Trabajo este mismo jueves.

Y también le da argumentación a que las expectativas de generación de puestos de trabajo de febrero para los próximos tres meses se mantuvieran en los menores niveles desde 2004 por el pesimismo de las empresas.






Comentarios