Las mediáticas dieron a conocer algunas historias íntimas que resultaron un fracaso y prefieren olvidar.


Florencia Peña, Sabrina Rojas y Zaira Nara fueron algunas de las invitadas en el último programa de PH: Podemos Hablar, el ciclo de Telefe conducido por Andy Kusnetzoff que ya va por su tercera temporada. Las famosas sorprendieron a todos al revelar cuáles fueron sus peores experiencias sexuales, aquellas que resultaron un fracaso y que prefieren olvidar.

Los invitados en el último programa de “PH: Podemos Hablar”, el ciclo de Telefe conducido por Andy Kusnetzoff que ya va por su tercera temporada.

Fiel al humor que la caracteriza, Florencia Peña contó su historia de manera muy directa y frontal: “Me gustaría hablar del micropene”. Tras captar la atención del resto de los presentes, profundizó: “Estábamos entre beso y chape, y vino el momento. Acá no era una cuestión de voluntad porque la voluntad estaba, imaginate que yo no te dejo a gamba nunca… Hasta que en un momento le tuve que decir: ‘Mirá, no arranca esto'”.

“Yo pensaba: ‘no hay manera de que esto no prospere’. No sé bien cuál era su problema, pero ya iban tres horas…”, afirmó la actriz, y dejó en claro que la historia con esa persona no siguió adelante. En situaciones como esas, Peña recomendó ser sincero siempre: “Habría estado bueno que avise, que diga: ‘Me encantás, pero estamos con un tema’. Si no, tiene que hacer algo al respecto, porque por más voluntad que le ponga…”

Entre risas, Sabrina Rojas aseguró que vivió una experiencia similar a la de Peña: “Era grandote, había mucha expectativa. Laburaba en el boliche al que iba con mis amigas. Entonces llegó el día y… no había nada. Me acuerdo de que me saqué los aros y empecé a prepararme. Ella (por Flor Peña) fue súper gauchita porque la remó, pero yo no, le dije que me sentía mal. Le puse una excusa y nunca le dia a entender qué era lo que pasaba”.

Por su parte, Zaira Nara contó que hace muchos años salió varias veces con un hombre, y que, llegado el momento de tener relaciones sexuales, “no respondió”. “Me hice la boluda porque es difícil estar del otro lado. Así que ‘taza, taza’ y nos fuimos, todo bien. No era la primera vez que lo veía, no era un encuentro de una vez y ya, pero estaba todo dado para que pasara algo más. No hubo otra cita luego”, detalló la modelo.

“Estaba en un momento de mi vida en el que tenía ganas de divertirme y no tenía ganas de algo serio. Él apuntaba a algo más y no me interesaba mucho. Quedamos en que nos veíamos, pero después, entre una cosa y otra, lo pateamos y nunca más nos vimos”, explicó la hermana de Wanda Nara.






Comentarios