Antonella planeaba tatuarse la cara de su madre, pero cambió de opinión y eligió otro diseño que le recuerda a ella.


Ya pasó casi un mes de la muerte de Natacha Jaitt, pero para su hermano Ulises y su hija Antonella, la actriz está más presente que nunca. Y no solo en sus corazones y su memoria, sino a través de una inquietante “señal” que sus familiares le atribuyen y que la joven planea convertir en un tatuaje.

Antonella, hija de Natacha Jaitt (Web)

Hace unos días Antonella dijo que pensaba tatuarse la cara de su madre, pero después cambió de opinión y contó que finalmente lo que imprimiría en su piel (aunque no reveló el lugar) sería una mariposa.

Sería muy fuerte tatuarme su cara, prefiero recordarla yo misma en mi cabeza. Pero sí tengo pensado tatuarme una mariposa“, dijo la primogénita de Jaitt en Implacables, y explicó: “Cuando falleció mi zeide (abuelo en idioma ídish) lo primero que se me apareció fue una mariposa. Después de la muerte de mamá, también. El otro día estábamos haciendo una nota con Uli y empezó a rondar en medio de nosotros una mariposa. Se posó arriba mío y de él. Para mí eso tiene mucho significado. Siento que ella está”.

Apareció una hija de Natacha Jaitt que nadie conocía y es una bomba. (Instagram)

Antonella se refiere a una nota que hizo junto a su tío Ulises para Caras. En la misma se los escucha decir: “Hay una mariposa, ¿viste? Es una señal”. El que lo dice es Ulises, hermano de Natacha.

“Natacha observaba a las mariposas como señales. El día que murió mi papá, vio a una mariposa y fue una señal para ella. Y el día que murió Natacha, Antonella encontró una mariposa“, contó Ulises, y Antonella agregó: “Sí, se murió una mariposa en el balcón… y ahora apareció otra. Siento que ella está conmigo”.

“Nunca me dejó sola y está acompañándonos para saber la verdad, quiero saber la verdad. No hay nada más doloroso que perder a la mujer que te dio la vida. Era una persona que tenía un corazón de oro”, agregó la hija de la actriz.






Comentarios