El dirigente piquetero aprovechó para exigirle al presidente Mauricio Macri que renuncie y que no vuelva más.


El dirigente piquetero Luis D’Elía concedió esta tarde una entrevista televisiva pese a la orden de la Justicia para que se proceda a su inmediata detención en el marco de la causa por la toma de una comisaría en 2004.

“Los luchadores sociales siempre terminamos en la cárcel”, denunció el referente social ante las cámaras de Crónica TV. Aunque aseguró que no se encuentra prófugo, D’Elía demoró su entrega ante las autoridades y optó por salir a hablar por uno de los canales de televisión de alcance nacional.

El dirigente piquetero aprovechó para exigirle al presidente Mauricio Macri que “renuncie” y “que no vuelva más”.

“Es un presidente repudiado por el conjunto del pueblo argentino, que no me va a hacer callar la boca”, desafió y reiteró: “Por qué no tiene un poquito de conciencia y él solito se va, renuncia y deja al país librado a los resortes de la República”.

D’Elía denunció que los exfuncionarios kirchneristas detenidos en distintas causas por presuntos hechos de corrupción son “presos políticos” y advirtió que “llegará el día, que no está muy lejos”, en el que los jueces que los encarcelaron “van a tener que pagar ante la Justicia”.

En tal sentido, el dirigente social criticó a los referentes del PJ que se reunieron ayer porque, lamentó, no reclamaron la liberación de los “60 presos” políticos. “Ni un solo congresal pidió por los presos políticos. Desde Amado Boudou, pasando por Julio De Vido para abajo, tenemos 60 presos políticos”, insistió.

Esta mañana, los jueces integrantes de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Carlos Mahiques, ordenaron la inmediata detención de D’Elía.

El tribunal resolvió rechazar por “improcedente” una nueva presentación formulada por la defensa de Luis Ángel D’Elía contra la condena dictada a su respecto de 3 años y 9 meses de prisión por instigación a cometer delitos, en violación del artículo 209 del Código Penal.

Se trata de los hechos ocurridos en el año 2004 en la denominada “toma” de la comisaría 24Q del barrio de La Boca.

Con esa decisión, la Cámara Federal de Casación Penal ordenó devolver las actuaciones al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6, para que se cumpla de inmediato la pena impuesta, por lo que el dirigente con domicilio en la localidad bonaerense de Laferrere volverá a la cárcel.

Con información de la Corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios