Hay al menos once muertos y cientos de casas arrasadas.


El gobierno argentino expresó este lunes su pesar y condolencias a los pueblos de Perú y de Chile ante la pérdida de vidas humanas y materiales como consecuencia de las intensas lluvias y el deslizamiento de lodo en ambos países.

“La Argentina se solidariza además con los familiares de las víctimas, hace votos por la recuperación de los heridos, y para que los damnificados por esta catástrofe natural puedan retornar pronto a sus hogares”, informó el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto en un comunicado.

En Perú, se vieron afectados especialmente los estados de Arequipa, Moquegua y Tacna, donde los deslizamientos de toneladas de lodo y piedra generados por las fuertes lluvias de los últimos días, dejaron al menos cinco muertos, y miles de habitantes perdieron sus casas.

Distrito de Aplao, en la región surandina de Arequipa, tras el deslizamiento de lodo. (EFE)

Al menos cinco muertos en Perú. (EFE)

Mientras que en Chile, el fenómeno produjo en los departamentos del norte del país al menos seis víctimas fatales, más de 200 viviendas arrasadas, la destrucción de rutas y caminos, y pérdidas en la producción local, especialmente de cobre.

Carabineros ayudan a los afectados en Chile. (EFE)






Comentarios