Desde la Santa Sede subrayaron la necesidad de una solución pacífica para el país que evite el derramamiento de sangre. 


El Vaticano recibió este lunes a una delegación en representación del autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, a la que subrayó la necesidad de una solución pacífica para el país que evite el derramamiento de sangre. El encuentro se dio mientras la Santa Sede evalúa una solicitud del presidente Nicolás Maduro para intervenir en la crisis política del país caribeño.

“Ha sido reiterada la cercanía del Santo Padre y de la Santa Sede al pueblo venezolano, principalmente a aquellos que sufren. Además, ha sido subrayada la profunda preocupación de que se encuentre urgentemente una solución justa y pacífica para poder superar la crisis, en el respeto de los Derechos Humanos y buscando el bien de todos los habitantes del país, evitando un derramamiento de sangre”, señaló en declaraciones a la prensa el director en funciones de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, tras el encuentro en la Secretaría de Estado en la Santa Sede.

La delegación que representa a Guaidó estuvo encabezada por el presidente de la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional y enviado diplomático del líder opositor, Francisco Sucre. Lo acompañaban el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma; su esposa, Mitzi de Ledezma; la presidenta de la ONG Venezuela: la piccola Venezia, Marinellys Tremamunno; y el presidente de la ONG Un mundo sin mordaza, Rodrigo Diamanti.

Más tarde, la delegación se reunió con el viceprimer ministro italiano Matteo Salvini para abordar la posición de Italia, que no reconoce a Guaidó como presidente interino de su país.

“Expusimos detalles de crisis humanitaria que afecta a familias de origen italiano: escasez de comida, medicinas y auge delictivo”, explicó Ledezma en Twitter sobre el encuentro, que se realizó en el palacio de gobierno en Roma.






Comentarios