A pesar de las escasas probabilidades, el portavoz de la Guardia Civil de Minas Gerais dijo que "aún hay chances de hallar personas con vida".


La rotura de un dique minero en la localidad de Brumadinho, en el sudeste de Brasil, deó hasta el momento 60 muertos y 292 desaparecidos, informaron este lunes las autoridades locales. 

El primer parte del cuarto día de búsquedas informa, además, que tras el incidente 382 personas fueron localizadas y 192 rescatadas con vida.

EFE/Antonio Lacerda

Foto: Victor Moriyama/Bloomberg.

La catástrofe comenzó el viernes cuando cedió un dique de la gigante brasileña Vale, liberando una avalancha de lodo y residuos de minería que tapió parte de la localidad y estructuras del complejo localizado en Brumadinho, ciudad de 39.000 habitantes ubicada a 60 kilómetros de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais.

Las búsquedas, interrumpidas brevemente durante la noche, fueron retomadas esta mañana con el apoyo de un contingente de 136 efectivos provenientes de Israel.

La prioridad “es buscar a los sobrevivientes y víctimas”, dijo este lunes el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema.

Aunque con el pasar del tiempo se reducen las posibilidades de encontrar sobrevivientes en el mar de barro que comienza a asentarse, el portavoz de Defensa Civil, teniente coronel Flávio Godinho, dijo que “aún hay chances de hallar personas con vida”.






Comentarios