El secretario de Salud de la Nación aseguró que cada año se reportan más de cien casos en todo el país.


En una entrevista con Vía País, el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, descartó que la Argentina esté cerca de padecer una epidemia por hantavirus y sostuvo que si bien la proliferación de casos no está cien por ciento controlada, “entraría próximamente en un cauce de control”.

Hasta el momento, suman 37 el total de casos en el país: 28 en Epuyén y otros ocho entre Salta, Jujuy, Entre Ríos y la provincia de Buenos Aires, donde este viernes confirmaron el quinto caso.

–¿Está controlada la situación en Epuyén?

–La situación sigue igual, seguimos con 28 casos positivos reportados y 10 fallecidos, no se ha modificado el panorama epidemiológico, y el número de personas en aislamiento respiratorio selectivo en Epuyén y las dos o tres localidades aledañas está disminuyendo, porque algunos están siendo dados de alta. La situación no está controlada, pero somos razonablemente optimistas en que la situación entraría en un cauce de control.

–Aparecieron casos en Entre Ríos y la provincia de Buenos Aires. ¿Se teme una epidemia?

–No, eso hay que descartarlo absolutamente, porque es otra cosa. No tiene absolutamente nada que ver el brote de Epuyén con los casos endémicos que están reportándose ahora en Salta, Jujuy, Entre Ríos y la provincia de Buenos Aires. Es distinto, esto se da todos los años; es más, hay más de cien casos anuales en promedio que se reportan desde siempre.

–¿Por qué cree que se multiplicaron tan rápidamente los casos?

–El de Epuyén es un brote. Hubo en 1996 una famosa epidemia en El Bolsón, que fue mucho peor que este, llegó a tener casi un 60% de mortalidad. Entonces no se sabía que podía haber una vía de contagio interhumana, respiratoria, se pensaba que el contagio de hanta era ambiental, por inhalación de secreciones de ratones infectados, en áreas rurales, malezas, espacios cerrados, etcétera. No hay tratamiento específico para el hantavirus, pero en este momento estamos diseñando protocolos experimentales para tratamientos específicos.

–¿Hay otros países con este problema?

–Sí, existen muchos hantas, con diferentes manifestaciones clínicas. Esta cepa Andes Sur está en la Patagonia chilena también. Pero hay hanta en Estados Unidos, en África, con diferentes complicaciones.

–¿Es cierto que se eliminó la partida asignada a Chubut para el control de enfermedades endémicas?

–No. Eso es soberanía sanitaria. No tiene que ver con nada. Todo el presupuesto de los programas de vectores aumentó muchísimo. Nada que ver. No sólo no hubo disminución, sino que hubo aumento. Son chicanas políticas, que tienen que ver con la degradación del ministerio a secretaría, con que dicen que los programas de prevención están desarmados, pero sin ninguna evidencia de nada. Olvidate, no es cierto. La realidad es que este es un brote similar al de 1996, con la diferencia de que entonces no se conocía la vía de transmisión interhumana. Los 28 casos reportados hasta ahora en Epuyén se remiten a este caso índice. Es un brote de libro.






Comentarios